Captura de pantalla 2017-07-16 a las 9.23.35

Carta a mi yo de hace 20 años

Celebrando mi 32 cumpleaños en mi tierra y con mis mejores amigos, el reencuentro con mi pasado es inevitable, me asaltan recuerdos y la necesidad como adulto de mantener una conversación con aquel niño que dejo las islas hace casi 20 años:

Cada día es el primer día del resto de tu vida, no pierdas el tiempo, desarrolla tus talentos, en los que diviertes, sin pensar en el futuro. Sé la mejor versión de ti mismo, el mejor en lo que más te gusta sin compararte con nadie, buscando la excelencia en cada paso. Encuentra un código ético que te haga sentir orgulloso y respétalo, sin valores no iras a ningún lado.

Que nadie frene tus pasiones, habrá quienes no creerán en ti o te digan que es imposible lo que sueñas, transforma sus palabras en combustible para desafiar a los lestrigones, si en algún momento te asaltan miedos o dudas es normal, honestamente lo que haremos será “imposible”, combátelos con actitud, será nuestra mayor fortaleza y lo que marque la diferencia.

Disfruta del camino, lee y escribe, pero primero lee, observa y aprende, siempre has de vivir como una aprendiz, la humildad deberá ser una constante. Cometerás muchos errores y fracasos, aprende de cada uno de ellos, serán tu mayor maestro. Comparte lo que sabes, se generoso en todas las facetas de tu vida. Haz cosas diferentes y mucho de todo, viaja mucho, enamórate mucho, trabaja mucho, ríe mucho y también llora mucho, tras el sufrimiento encontrarás la recompensa, porque lo que quieres conseguir no es fácil y te costará, pero hará que merezca la pena.

No finjas ni imites, se auténtico, valiente y recto, no cultives tu ego y si amistades, serán la familia que tu elijas. No acumules ni títulos, ni dinero, ni cosas, invierte en experiencias vitales, que tu única meta sea ser feliz y hacer feliz a los demás. Cuando cumplas tus sueños llegarán otros mayores, no tengas miedo, habrás forjado el carácter necesario, para seguir desafiando a lo imposible. Tranquilo, lo hemos conseguido, serás de mayor lo que quisiste ser de niño y nunca dejaremos de jugar a mejorar el mundo.

ÁLVARO CUADRADO, CEO & CO-FOUNDER LA PRINCESA DEL DESIERTO
20170704_104350

GAES PILGRIM RACE

“Santiago no es el final del camino, es el principio”. Paulo Cohelo

Ninguna aventura es igual, todas tienen un sello diferente pero la esencia es la misma , disfrutar de lo que te apasiona y te llena, aprender con cada kilómetro e impregnarte de las personas que te acompañan.

Desde que en el 2013 fuí a la Marathon des sables y disputaba  Raid de Aventuras me enamoré de las pruebas por etapas, es una experiencia que te saca lo mejor y lo peor de tí. Día a día debes ir superando distancias que te dejan exhausta y te lo hacen pasar mal, sientes como el cansancio se va apoderando de tu cuerpo y la mente te hace sentirte humano. Sin embargo, al llegar a la meta te abrazas a tus compañer@s, lloras y ríes. Te sientas a comer con ell@s y solo cuentas cosas bonitas porque las malas se camuflan en el cariño que allí se respira.

En Mayo tras los 101 kmde Ronda colgué las zapatillas de correr y las cambié por una Alma, modelo de bicicleta que llevo para la nueva competición a la que me enfrento, la Pilgrim Race junto al Team Gaes by Orbea. Una prueba que  conecta 3 comunidades: Madrid, Castilla y León y Galicia. Recorreremos el Camino del invierno, una ruta “olvidada” hasta unirnos al camino francés. Prueba que discurre por huellas, caminos y pistas protegidas transitables.

La Pilgrim Race está diseñada tanto para competir como para disfrutar pero sobre todo para vivir una aventura en estado puro, y poner de manifiesto valores como la superación y compañerismo. 

20170708_114300

Ya estoy nerviosa, y la incertidumbre aparece en mis ojos, voy contando las horas para hacer la maleta nuevamente, donde estoy segura que me acordaré de diciembre del 2015 cuando la preparaba para irme a un desierto que me recordó que:             “el camino es la meta”

Ningún día es igual a otro, en todos existen instantes que perduran en la retina del ser. Así quiero y voy a vivir estos 8 días y 725 kms pedaleando al lado de grandes personas con historias fascinantes y ganas de aportar al mundo, iré haciendo fotos con mis ojos y grabando cada conversación para saborearla cuando las cuestas se compliquen.

Gracias al Team Gaes by Orbea por confiar en nosotros para esta prueba y hacernos partícipe de una aventura que marcará nuevamente un comienzo.

Gracias a tod@s los que me habéis visto pedalear a diario buscando huecos casi imposibles para montarme en la bicicleta y siempre me habéis ayudado de una manera u otra.