2016-11-30-11-33-28

ULTRA SIERRA NORTE

“Sólo encuentro en las Ultra esa fuerza que saca la garra de la que a veces me olvido que estoy hecha. En estas pruebas sufro, río y lloro pero me dan algo que no puede explicarse solo sentir y que nada ni nadie puede arrebatarme. Cada kilómetro está cosido con recuerdos y emociones que nacen de la manera más pura. Llegas a odiar en ocasiones lo que haces pero dura tan sólo la milesima de segundo donde levantas la mirada y la paz se aloja en tu interior. Los miedos dejan de hablar por tí y vuelves a reír…. una ultra te marca para siempre”.

Hace meses decidí inscribirme en esta prueba para terminar este fatigante 2016 con una sonrisa, necesitaba sentir satisfacción en lo que hago por muchas razones que quedarán para mí.

Empezó la preparación y tuve la gran suerte de encontrarme en este camino al CD Hispatrail Training Market que me dieron cobijo y a muchas personas que se han cruzado y me entregan lo mejor que tienen, ellos mismos.

Eran las 8:30 de la mañana cuando se inició la cuenta atrás, los nervios como siempre en la boca del estómago y la mandíbula engarrotada, un pensamiento en mi cabeza “en horas volveré, estoy segura, rendirme en las cosas que amo no está hecho para mí”.

A los 20kms estábamos pasando agarrados a una cuerda por un río y empezaron los temidos cortafuegos. Al principio íbamos todas las chicas juntas pero conforme se inició la carrera comenzó a verse la supremacía de las dos primeras, chapeau.

Avanzaba los kilómetros y siempre había alguien que te acompañaba y no sé cómo, pero acabas haciendo terapia con las personas. En mitad de la nada liberas todo lo que tienes, sabes que ella puede entenderte a la perfección.

Durante kilómetros llevaba una chica detrás que me lo hizo pasar muy mal, íbamos a tirones las dos y en su cara se notaba que no iba a entregar la cuchara. Absoluta admiración su capacidad de sufrimiento, la fuerza que emanaba ese cuerpo. Gracias de corazón porque me hiciste sacar el coraje

Por fin estaba llegando al kilómetro 56 y allí vería a mis amigas y familia, que ganas de ese respiro y sentirme más tranquila. A mi encuentro salió un gran amigo que me dio un cálido beso y me calmó, sabía que iba sufriendo y además durante meses esta Ultra había sido nuestro tema de conversación. Al entrar al punto de avituallamiento me arroparon todos, que extraño sentirse protegida por personas donde sólo has intercambiado en ocasiones un saludo pero en ese momento se convierten en lo mejor que tienes.

2016-11-30-11-32-00

Salí de nuevo al monte, ahora empezaba la verdadera carrera, las piernas pesaban y la cabeza te la podía jugar al caer la noche, no es fácil estar en mitad de la montaña con bancos de niebla, frío, barro y en absoluto silencio. No sé cuantos kilómetros pasaron hasta que llegué al 81, estaba exhausta, lo reconozco. Hablé con mi amigo Óscar Frías que estaba allí como en toda la carrera para darme ánimo y regalarme una frase que me hizo pensar y reaccionar. Por un momento, le dije “me da igual que me pase la cuarta chica, no sé a cuanto la llevo pero estoy agotada de luchar ya”. Qué malo es cuando el cansancio se pronuncia. Entonces él me dijo:”ahora te queda sólo aguantar Sonia, recuerda, eres una guerrera”. Salí a correr con el alma encendida. Gracias

No estaba dispuesta a rendirme mientras tuviera aliento, iba a seguir peleándola porque me lo merecía, porque durante meses había sido mi sueño al dormir, porque había dejado atrás muchas cosas de mi vida que para mí son fundamentales, tiempo con los míos.

A falta de 10 kms me volví a encontrar con Juanma un chico que habíamos hecho un tramo juntos y nos unimos para afrontar la última parte. Que alegría me dio, nos reímos, nos ayudamos y a tan solo 1km nos emocionamos. Ya estaba hecha, ufff vuelvo a llorar al recordarlo.

Corrí con toda mi fuerza, levanté los brazos y volví a mirar al cielo, sonreí, lloré y salté sobre mi amigo Miguel Ángel Pavón que dos años más tarde estaba de nuevo en una meta para recibirme.

Escuchaba a Chito Speaker decir 3 general femenina y primera española, y no lo creía… otro sueño más imborrable

Ha pasado unos días y sigo recordando cada minuto de la prueba. Tengo tanto que agradecer a la vida porque soy afortunada en cada paso que doy pero quiero dar las gracias y espero que nadie se me quede en el tintero:

Gracias a mi familia por amarme con locura

Gracias a mis amigas que son mis carcajadas más sinceras

Gracias Emilio por tu amor y dejarme ser Pipiola

Gracias a mi Club por cuidarme, me llenáis de vida

Gracias a UKM por llevar mi preparación y ayudarme a cumplir objetivos

Gracias Ventura por tus dedos siempre oportunos ;) y sanarme.

Gracias Chamba por aportarme tu fuerza y gallardía.

Gracias a las chicas que me hicistéis sufrir y sacar mi coraje. Gracias María porque me has sorprendido a muchos niveles.

Gracias a Los Niños del Barrio, vuestras voces me empujaban

Gracias a la organización y club Turdetania, sois muy grandes.

Gracias a Álvaro Cuadrado por recordame que soy Niebla y a todo el equipo de Square Ventures y Swing28 que me empuja desde Madrid.

img_20161127_2323421

Victoria dedicada a los mío como siempre y también a todas las mujeres que sufren de la violencia de unos cobardes, que soportan el frío de la crueldad y la soledad de la noche.. porque eso son sus días, una ULTRA que nadie debería correr.

2016-11-09-12-40-45

Charla de Igualdad y Deporte

Conocí a Loreto una tarde tras impartir para el area de Igualdad del Ayuntamiento de La Rinconada una charla sobre Igualdad en el deporte y la escasa visbilidad de la mujer en los medios de comunicación. Tras finalizar se me acercó despacio y con esa sonrisa que le caracteriza me pidió que fuese a hablarle a sus alumnos y alumnas sobre este tema, para ella era necesario y por supuesto, acepté. Me parece fascinante cuando las personas aman su trabajo y comprenden como las acciones pueden repercutir al mundo. Ella  junto con sus compañeros del coolegio La Paz dejan huella en cada alumno y alumna que pasan cada curso por sus vidas.

Hacen del colegio un lugar para fomentar valores y construir un mundo digno con hombres y mujeres con futuro. Podríamos llamarles ¿soñadores? para mí VALIENTES.

LLegaron con su alegría habitual, su olor a colonia de baño y sus lapices preparados para anotar. En sus ojos había ilusión, ganas de aprender y en sus mentes quizás dudas de lo que podría una chica decirle. Habían oído 1000kms y para ellos era sorprendente que alguién pudiera hacer algo así y cuando digo “alguien” es porque lo que me impactó que la distinción de género no estaba en sus cabezas.

Mi compañero Juan del área de Igualdad comenzó con la charla, rompiendo mitos y creencias y sobre todo dejándoles claro una idea “el deporte no entiende de género”.

Me tocaba salir a la palestra y enfrentarme a personas tan importantes como son los niños y las niñas, todo lo que tenía preparado se quedó en el papel. Necesitaba ser sincera, hablarles de como yo había ido cambiando con el tiempo, de mis experiencias vividas, de las personas que me habían ido tallando, de mis miedos, en definitiva, la vida.

Romper con sus limitaciones, hacerlos sentir grande y sobre todo iguales era mi objetivo. Compartieron sus sueños conmigo de la manera más pura que un niño puede hacer, agacharon la cabeza en ocasiones reflexionando y sobre todo vivieron cada segundo.

Si me tuviera que quedar con algún momento sólo, sería imposible, fueron tantos los abrazos, las preguntas sobre sentimientos, sus reflexiones al final de lo que se quedaban de la charla.

Oírlos decir en voz alta y desde dentro palabras como: esfuerzo, lucha, superación, perseverancia, oportunidad o frases “no te rindas” hacen hoy que mis piernas quieran correr más fuerte.

Una niña me preguntó ¿volverías a correr?.  Hay días que dudo y siento incertidumbre pero después de ver ayer sus caras todo eso se borra, vuelvo de nuevo al último kilómetro en mitad de una duna rojiza con el viento golpeandome fuerte mientras despliego esa banderola con un nombre “La Princesa del Desierto”con una mente llena imágenes y  de rodilla quedo clavada gritando de rabia, de dolor, de esperanza por todas nosotras por un mundo donde haya luz.

Hagamos que los niños y niñas no llenen sólo sus cabezas de conocimiento sino de sueños e ideas prediendo su fuego interior.