10849909_10203596609576016_3802654543638096025_n

Mi padre estuvo aquí, libre

“Con un poema de Lorca que se escapaba de tus labios

Con el olor de la pólvora incrustado entre tus manos

Con el frío de la mañana recogiendo tila del campo

y con una liebre escondida en tus regazos

Me criaste Padre, libre cómo un pájaro”.

Sonia Macías

De pequeña viajaba en un seat 850 bajo los sonidos del viento que soplaba a través de las ventanas, y las voces de las personas más bellas de mi vida. Siempre iba en las faldas de alguien, que sensación tan bonita sentirse tan protegida y amada. Cuando íbamos aquel pueblo, me ponía nerviosa quizás porque sabía que iba a ser emocionante y viviría momentos que en esa época no te das cuenta por la inocencia de un niño pero que ahora te acompañan en tu vida de una manera casi palpable.

2015-03-13 13.38.34

8:00 de la mañana salía de casa, después de haberle dejado una nota a mis padres para felicitar a mi gran madre por ser el día de la mujer trabajadora, que bella mujer la que me dio vida, su fuerza descomunal me ayuda a no rendirme. Y además en la nota quería expresarle a mi padre cuanta pasión pondría en el día de hoy, le prometí no dejar de sonreír por él.
Mi padre es un hombre bueno, paciente y en sus ojos con el paso de los años se refleja una ternura que se le acentúa cuando nos ve llegar a casa. Siempre cuenta maravillas de su lugar natal, Montellano, pero sobre todo cuan feliz fue mientras vivía allí. De él aprendí que lo material no da la felicidad, porque él viviendo en una choza se sintió pleno con sus padres y hermana. Cada día salía a buscarse su pan y entraba por la puerta, estoy segura de ello sonriendo.

Todo estos pensamientos pasaron por mi mente al entrar en el pueblo, y dije hoy subiré sintiendo que la montaña me impulsa, hoy miraré atrás y recordaré que en mi niñez la vida tenía un prisma especial, hoy volveré a ser esa niebla que traspasa.

Pistoletazo de salida, beso a un compañero y comienza la aventura, reencuentros de amig@s, olor a jara, piedras que te retan, puertos que te dejan exhausta y en todo momento un pensamiento, mi padre hoy me lleva de la mano.

2015-03-13 14.10.05

No llevaba la música pero no me hacía falta, el viento en algunos momentos era mi sonido, en otras las voces de compañeros que compartían confidencias entre ellos y otras mi respiración fuerte, que siempre me recuerdan que sigo viva. La sonrisa me embargaba y una frase retumbaba en mi cabeza “mi padre estuvo aquí, libre”.

Avanzaba la carrera, y el cansancio en las piernas no me daban tregua, una gran compañero de los que conoces por causalidad y llegan hasta el final contigo me acompañaba y cuando nos sentimos verdaderamente cómodos comenzamos a hablar. Gracias Lorenzo por estar a mi lado.

Últimos 2 kilómetros y la imagen de un pueblo blanco, me hizo parar por un segundo, por fin lo había conseguido, ahora sólo quedaba bajar y disfrutar de la sensación que corre desde la nuca hasta los pies, me encantaría definirlo pero no sé, sólo puedo sentirlo.

Me emociono y empiezo hablar con Lorenzo, le hablo de mi padre, de mi vida, de mi proyecto, pero aún así decido guardarme parte de mis recuerdos. Y por fin la meta, le doy la mano a él y le doy las gracias, beso la muñequera donde va mí reloj que son los calcetines de mis sobrinos, el buff de un guerrero y la pulsera que un día soldó mi padre para madre.

En meta mi amigo Nasta (cuánto te quiero) con un abrazo de complicidad y de entender que estaba sintiendo, y al entrar en mi cabeza sólo había una frase : “lo conseguí padre sin perder la sonrisa”.

DSC_0274 (2) (1)

 

Tras cada carrera llega lo mejor, las llamadas de mi familia, de mi compañero de viaje y la convivencia sentada en cualquier lugar con personas que en ese momento son algo más que participantes de una prueba, son guerreros frente a una hoguera contando batallas y cada uno viviendo su propia historia personal.

5 comentarios

  1. LorenzoContestar

    Creo que aun no estaba en la mitad de carrera, no iba comodo y tampoco estaba preparado para aquel dia. Despues de una de esas subidas que te dejan sin aliento, mis piernas no tenian ganas de correr, iba escuchando musica sin escucharla y lo unico que sonaban eran mis latidos acelerados y la respiracion acelerada….iba andando y de repente una voz de chica, de princesa, de guerrera, en definitiva…de mujer, una de esas mujeres que expulsan energia y sentimiento en cada frase, me decía que no parara, que me iba a enfriar y entonces seria peor…ahi empece a ver la meta.

    Hace 1 año ya casi de la lesion discal y desde entonces y por muchas razones y excusas apenas habia entrenado. Hace un par de meses me apunte, gracias a un amigo, a esta prueba. Fuera de pista decia en el titulo, sonaba bien, asi que me decidi a probar sin ser consciente muy bien donde me metia y peor aun, sin haber entrenado lo suficiente.

    Desde aquel grito de aliento de Sonia empece a seguirla, sus botines me hacian de faro, sin apenas hablarnos, solo algunos gritos de animo cuando nos veiamos flaquear o con algun comentario para hacernos reir. Es curioso como el “sufrimiento” y la pasion por algo une almas desconocidas.

    Ultima subida, pufff….ahi lo pase regular, pero miraba la determinacion de Sonia y me cargaba de energia….de nuevo. Ya por fin arriba, ultimos kilometros, casi todo bajada, sonreimos. Fue entonces cuando conocimos nuestros nombres y cuando casi en el ultimo km me contó una pequeña parte de su vida, de su historia, de sus proyectos. Apenas dio tiempo a mas, ultimos metros, emocionada por su padre, por su madre, deseando llegar para dedicarles el triunfo de seguir dando pasos en la vida.

    Gracias a ti Sonia, por darme tu aliento, por compartir ese trozo de intimidad con un desconocido, por “obligarme” a llegar a meta.

    Besos. Lorenzo

  2. La Princesa del DesiertoContestar

    Gracias Lorenzo por tus palabras y por esa complicidad tan bonita que conseguimos crear en la adversidad. Como tu bien decías el sufrimiento y la pasión, une las almas de las personas quizás porque sabes que en ese momento tu compañero está sintiendo como tú.. sobran las palabras en esos instantes donde el dolor, la fatiga se adueña del cuerpo y sin saber porqué sigues dando pasos.
    Gracias por ayudarme con tu fuerza y con tus ánimos donde los dos soñábamos con cruzar un arco de meta, cada uno con un motivo diferente pero qué nos hacía seguir y no dejar de sonreír.
    Espero volver a encontrarte en otra carrera y brindar como hicimos por “nosotros, por la vida, por los sueños”.
    Un beso muy fuerte guerrero.

  3. LorenzoContestar

    Hola Sonia. Perdona que utilice los comentarios de este blog, pero el otro día me pasaron algunas fotos de la carrera y había una que me gusto de ambos antes de entrar en meta.
    Si quieres te la envio, pero con tanta tecnología no tengo claro como hacerlo.
    Ya me comentas. Mi mail: lorenrasero@gmail.com
    Besos. Lorenzo

  4. OlgaContestar

    Sonia!! Tuve la suerte de conocerte a ti y tu papi, de trabajar junto a ti y ahora después de casi 10 años veo cómo has evolucionado. En estos momentos de mi vida me transmites positividad y energía para seguir luchando porque siempre lo hicimos!!
    Un beso enorme wapisima!!

    Tú puedes, nosotras podemos!!

    • La Princesa del DesiertoContestar

      Hola Olga perdona por tardar en responder pero he estado tan inmersa en el proyecto que ahora que tengo un poquito más de paz puedo responder con tranquilidad. Gracias por tus palabras y claro que nosotras podemos, las mujeres siempre arriba y luchando por la igualdad.
      Espero que estés bien y sino ya sabes donde encontrarme y estaré encantada de aportarte un poquito de energía y que compartamos nuestras aventurillas.
      Un besazo muy grande y a por todas

Deja un comentario